Cortocircuito en Perú Libre

Cortocircuito en Perú Libre

Tensiones en la relación entre Pedro Castillo y Vladimir Cerrón. El exgobernador regional de Junín busca imponer al equipo técnico, mientras que el candidato presidencial ha comenzado a escuchar otras voces, una de ellas es la de Miguel Del Castillo.
Eloy Marchán

Eloy Marchán

emarchan@elfoco.pe

Únete a nuestra comunidad de suscriptores en Patreon

Apoya un periodismo sin intocables

Suscríbete

Los resultados de las últimas encuestas han producido fuertes desencuentros al interior de Perú Libre. Vladimir Cerrón, dueño de la franquicia política, busca seguir siendo la voz cantante en la campaña de Castillo, pero el candidato presidencial ha comenzado a tomar distancia. Cerrón tiene la intención de conformar el equipo técnico, pero el profesor cajamarquino le ha dicho que él será quien tendrá la última palabra.

EL FOCO conversó con fuentes del entorno de Cerrón y Castillo para saber qué está pasando al interior de Perú Libre, el partido que hasta hace poco lideraba holgadamente las encuestas. La relación de Cerrón y Castillo era de estrecha confianza, pero últimamente ya no es así.

Durante la primera vuelta, Castillo escuchaba y hacía prácticamente todo lo que le decía Cerrón. En las últimas semanas ese escenario ha cambiado y las primeras fricciones entre el candidato presidencial y su mentor político tienen nombre propio: Hernando de Soto.

Cuando pasó a la segunda vuelta, Pedro Castillo tenía la intención de formar alianzas políticas con algunos exrivales para hacer frente a Keiko Fujimori. Así lo dijo públicamente el pasado 12 de abril, el día siguiente de la primera vuelta: “Hago un llamado a todas las tiendas políticas y a los sectores, a los líderes y organizaciones, a los colegios profesionales, para que sientan que el país debe cambiar, para que nos sentemos a conversar”.

El excandidato presidencial Hernando de Soto y su pareja Carla Olivieri. Ella fue decisiva para que el economista renuncie a la idea de apoyar a Pedro Castilla (Foto: Instagram)

Verónika Mendoza, la lideresa de Juntos por el Perú, no fue la primera candidata con la que Castillo quería conversar, sino Hernando de Soto. El profesor cajamarquino siente respeto por el economista, y por eso le pidió a Richard Rojas, su jefe de campaña, organizar la reunión. Castillo conoció a Rojas antes que a Cerrón, pues era el secretario de Organización Norte de Perú Libre. Rojas, sin embargo, ha actuado como agente doble en la campaña: reporta al candidato presidencial y también al exgobernador regional de Junín.

La reunión entre De Soto y Castillo se iba a dar inicialmente en Trujillo, el jueves 22 de abril, en el restaurante El Rincón de Vallejo. Quien actuó, por pedido de ambas partes, como coordinador de la cita fue el abogado y comunicador Luis Alfonso Morey. De Soto iba a adelantar un viaje de vacaciones que tenía programado a Máncora para dar el encuentro a Castillo, quien se encontraba en La Libertad haciendo campaña.

No obstante, la cita no se concreto. ¿El motivo? El Rincón de Vallejo tiene dos sedes en el Centro de Trujillo. Castillo llegó a la que está en la avenida España, mientras que De Soto a la de la calle Orbegoso. Desde el equipo de De Soto hasta ahora se preguntan si esa descoordinación fue involuntaria o no. Resulta que Vladimir Cerrón era el principal opositor a que Castillo jale al economista a su equipo de campaña. Una incorporación de De Soto le iba a quitar influencia sobre el candidato presidencial.

En círculos: Vladimir Cerrón y Richard Rojas, jefe de campaña de Pedro Castillo. La foto fue tomada en el 2019 en la embajada de Corea del Norte.

Castillo y De Soto finalmente terminaron reuniéndose cinco días después en Piura, pero no sellaron ningún pacto. Y es que De Soto, mientras estaba de vacaciones, cambió la opinión que tenía sobre Castillo. En Máncora, De Soto recibió muchas llamadas que buscaron persuadirlo de no apoyar a Castillo, pero nadie logró quitarle esa idea. Según las fuentes consultadas, tuvo que intervenir Carla Olivieri, pareja de De Soto y rectora de la universidad UCAL, para que el economista deje de pensar en la idea de sumarse a la campaña de Castillo.

El 28 de abril, al día siguiente de reunirse con Pedro Castillo, De Soto publicó en su cuenta de Twitter un comunicado donde informó sus discrepancias con las ideas socialistas del candidato de Perú Libre. El comunicado fue muy duro contra Castillo, algo distinto al De Soto que se vio antes del viaje a Máncora. Cuatro días después del tuit, en el programa Sin Medias Tintas que tiene Christian Hudtwalcker, el economista hizo público su apoyo a la candidatura de Keiko Fujimori.

“Hernando De Soto era todo lo que necesitaba el profesor Pedro Castillo. Él iba a ser el tapón para Vladimir Cerrón. Además, De Soto se iba a encargar de armar en su momento el equipo técnico. Su solo nombre era una garantía para que más gente vote por Castillo. Nosotros también dudamos de si la descoordinación de Trujillo fue o no sin querer”, dice un consejero del candidato de Perú Libre.

Pedro Castillo y Verónica Mendoza en la declaración conjunta de Perú Libre y Juntos por el Perú, el 5 de mayo último. (Foto: Fabiola Granda)

Castillo, por su formación sindical, siempre ha visto a los técnicos como personas desconectadas con la realidad del país. “Hay desconfianza en Castillo por los técnicos del MEF o del Ministerio de Educación. El profesor cree que ellos son el principal obstáculo para vencer la pobreza”, añade la fuente.

Con el trato con De Soto frustrado, Pedro Castillo pidió acelerar las conversaciones con Juntos por el Perú (JP), el movimiento político de Verónika Mendoza. En esta ocasión, Cerrón sí estaba de acuerdo. El mismo día del tuit de De Soto, Roberto Sánchez, presidente de JP, y Vladimir Cerrón tuvieron una conversación telefónica. Mendoza prefirió no involucrarse, pues ella quería tener como único interlocutor a Castillo.

La reunión presencial entre Cerrón y Sánchez fue el 29 de abril, en el local de Perú Libre, en Breña. En ella también participaron asesores personales de Mendoza y Castillo, quienes comenzaron a redactar el documento que, el último 5 de mayo, firmaron públicamente Castillo y Mendoza. En el acuerdo se habla de “trabajar en forma conjunta”, pero en Perú Libre no creen que eso sea una alianza para cogobernar el próximo quinquenio.

Selfie de Miguel Del Castillo con Pedro Castillo. La foto fue tomada en Cajamarca, luego del debate presidencial de Chota. (Foto: Facebook)

Al cierre de este informe, en JP no había una decisión unánime sobre cómo apoyar a Castillo. En el equipo técnico que acompañó a Mendoza hay una facción que se resiste a trabajar con Cerrón, quien está sentenciado por delitos de corrupción y afronta actualmente 14 investigaciones fiscales. Tampoco están de acuerdo con las continuas idas y venidas de Castillo en temas importantes para ellos, como el respeto a la Defensoría del Pueblo o el Tribunal Constitucional.

Mientras JP conversaba con Perú Libre, un nuevo actor se metió por los palos. Se trata de Miguel Del Castillo, hijo del expremier aprista Jorge Del Castillo, quien se ha convertido últimamente en una de las voces que más está escuchando el candidato de Perú Libre. El hijo del expremier tiene una productora y un canal de televisión digital llamado UCI. Del Castillo se ha convertido en una suerte de consejero político y de comunicaciones del candidato presidencial.

Miguel Del Castillo y Pedro Castillo se conocieron en febrero último, cuando el hijo del dirigente aprista lo entrevistó para su programa en UCI. Del Castillo le ha vendido la idea al candidato de Perú Libre que gracias a esa entrevista comenzó a aparecer en las encuestas presidenciales. Del Castillo viajó hasta Chota con un equipo de UCI para cubrir el debate y, de paso, asesorar a Castillo para el debate con Fujimori.

Informe de UCI de hoy 13 de mayo atacando a Pedro Castillo. UCI es de propiedad de Miguel Del Castillo, el nuevo asesor del candidato de Perú Libre.

De aquel viaje ha quedado un selfie del hijo del aprista con Castillo, que el propio Del Castillo se ha encargado de subir a las redes sociales. Lo llamativo de la relación es que, mientras por un lado Del Castillo asesora al candidato de Perú Libre, por el otro UCI saca noticias contra Castillo. El titular principal de la web de UCI de hoy 13 de mayo, por ejemplo, fue: “Informe de inteligencia policial identifica a Pedro Castillo como parte del Movadef”.

Del Castillo en las últimas semanas ha hecho llamadas para conformarle un equipo técnico a Castillo. Según fuentes, algunos de los nombres que el aprista desea sumar a la campaña de Perú Libre son Rómulo Pizarro, Raúl Chanamé, Patricio Valderrama y Enrique Ocrospoma. Algunos de ellos han aceptado la invitación, pero otros no. EL FOCO se comunicó con Del Castillo, pero, luego de responder el saludo, el dueño de UCI no volvió a contestar el WhatsApp.

Del Castillo es militante activo del Apra y ha trabajado para Diálogo y Soluciones SAC, la consultora que su padre montó para dar asesorías a grandes empresas. La presencia de Del Castillo no es del agrado de Vladimir Cerrón, ni del equipo de Verónika Mendoza. En los últimos días, Cerrón, además de reclutar técnicos de JP, ha sostenido conversaciones con diversos profesionales para incorporarlos a la campaña de Castillo.

Exministro de Producción Kurt Burneo, quien ha estado buscando sumar profesionales al equipo técnico de Pedro Castillo. (Foto: Andina)

La intención de Cerrón es que Perú Libre presente lo más pronto que se pueda un equipo técnico. El exgobernador de Junín busca adelantarse a Del Castillo y, a la vez, calmar las críticas a la candidatura del profesor. En las últimas horas, sin embargo, un nuevo nuevo ha aparecido en Perú Libre: Kurt Burneo, quien ha conversado con Castillo y le ha propuesto liderar su equipo técnico. Burneo ha pedido como única condición rompa con Cerrón. EL FOCO llamó a Burneo, pero este evitó hacer comentarios. Vladimir Cerrón tampoco respondió a nuestros mensajes.

Pedro Castillo tenía planeado este fin de semana hacer campaña en el sur del país, mientras tanto sus dos asesores, Cerrón y Del Castillo, le iban armando cada uno a su manera un equipo técnico. Burneo está a la espera de Castillo rompa con Cerrón Con la caída en las encuestas, Castillo ha decidido centrarse estos días en armar él mismo su cuadro de profesionales. El candidato presidencial ahora sí considera importante tener un equipo técnico. Castillo pensaba que con el voto antifujimorista le bastaba para ganar la segunda vuelta presidencial. Ahora se ha dado cuenta de que no es así.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Oswaldo

    Bueno, que no se queje, tendrá de donde escoger. El tema es si entre ellos habrá química.

Deja una respuesta

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email