El ascenso y las condecoraciones de la fiscal de la Nación

Cuatro resoluciones de José Peláez Bardales fueron claves en la promoción de Zoraida Ávalos como fiscal suprema.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print

En el mundo judicial –y, en general, de la función pública– todo papelito cuenta. Un documento puede ser la pieza clave para que alguien sea sentenciado o puede ser un punto gravitante para que una persona logre su añorado ascenso. Esto último es lo que ocurrió con la hoy fiscal de Nación Zoraida Ávalos, quien consiguió ser nombrada magistrada suprema gracias a una serie de resoluciones que en su favor emitió uno de sus antecesores: José Peláez Bardales.

El Foco accedió al expediente completo que llevó a Ávalos al ascenso y en él destaca un grupo de resoluciones de Peláez felicitándola por su trabajo en el Ministerio Público. Cuatro son los documentos firmados por Peláez, que fueron emitidos entre enero y septiembre del 2013. Estos documentos fueron claves para que el extinto Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) nombre, el 18 de diciembre del 2013, a Ávalos como fiscal suprema titular.

Las felicitaciones de Peláez a Ávalos son llamativas porque refieren a trabajos administrativos propios de cualquier funcionario del Ministerio Público. Sin embargo, Peláez quiso que lo buenos oficios de Ávalos queden perennizados en resoluciones del más alto nivel. Ávalos, por ejemplo, fue condecorada por Peláez por coordinar el programa “Padres Construyendo Hijos de Éxito” y por participar de la comisión encargada de “definir los contenidos de los temas a tratar en el Programa Televisivo ‘Los Fiscales’”.

Las cuatro resoluciones donde Peláez Bardales “reconoce y felicita” a la hoy fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos.

Las condecoraciones de Peláez a Ávalos hasta ahora eran desconocidas: no fueron publicadas en el diario oficial El Peruano y ningún medio se había percatado de ellas en el legajo de la hoy fiscal de la Nación. Desde hace unas semanas la promoción de Ávalos a magistrada suprema está en el ojo de la tormenta luego de que la fiscal Rocío Sánchez consiguiera testimonios de colaborares eficaces que sostienen que “Los Cuellos Blancos” estuvieron detrás de su ascenso.

El último 22 de septiembre el periodista Ricardo Uceda publicó en La República que hay hasta tres informantes que comprometerían a Ávalos con el clan de “Los Cuellos Blancos”. El operador de todo, según los colaboradores, fue José Luis Cavassa, quien, mediante sus influencias en el CNM, logró que Ávalos sea ascendida. Uceda señaló también en su columna que los informantes han dicho que Cavassa y Ávalos tuvieron una reunión en una oficina de San Isidro.

¿Por qué “Los Cuellos Blancos” querían el ascenso de Ávalos? La pregunta hasta hoy no tiene una respuesta clara. Pero lo que sí es un hecho es que el voto de Ávalos fue clave para que, en abril del 2014, Carlos Ramos Heredia sea nombrado fiscal de la Nación. El principal impulsor de que Ramos tome las riendas del Ministerio Público fue quien, justamente, estaba dejando el cargo: José Peláez Bardales.

Aquella historia de Ramos y Peláez acabó con ambos investigados por el CNM. Lo que gatilló esa decisión fue la participación de ambos en la remoción de los fiscales que investigaban el caso “La Centralita”, donde hoy se sabe que –precisamente– Cavassa fue uno de los protagonistas. Ramos fue suspendido y no volvió a pisar el Ministerio Público. Peláez se mantuvo en el puesto y se jubiló en agosto del 2016.

20 de diciembre del 2013: Zoraida Ávalos juramenta, ante el CNM y Peláez Bardales, como fiscal suprema. (Foto: Difusión)

La fiscal Rocío Sánchez, pese a que hace unas semanas fue retirada de la coordinación del caso “Los Cuellos Blancos”, continúa investigando si en el ascenso de Ávalos participó o no la organización criminal que penetró casi todo el sistema judicial peruano. Los resultados de las pesquisas preliminares se sabrán en los próximos meses. Sánchez hoy más que nunca es muy celosa de la información que maneja. No es para menos: está investigando a la cabeza de su institución.

Entre los papeles del ascenso de la hoy fiscal de la Nación están las cuatro resoluciones de condecoración que, a lo largo del 2013, Peláez dio favor de Ávalos, y cuyas fechas son: 10 de enero, 26 de febrero, 19 de julio y 6 de septiembre. En ellas –además de condecorarla por participar en el programa televisivo “Los Fiscales” y coordinar “Padres Construyendo Hijos de Éxito”– Peláez felicitó a Ávalos por cumplir “las metas y objetivos institucionales” e integrar el equipo encargado de la “articulación de la estrategia de Acción en Materia de Prevención del Delito”.

Todas las resoluciones de Peláez en favor de Ávalos se dieron convenientemente cuando el CNM llevaba adelante el proceso para nombrar un nuevo fiscal supremo. El concurso estaba dividido en tres etapas: examen escrito, evaluación curricular y entrevista. Del primero filtro aprobaron diez postulantes, entre ellos Ávalos. Los problemas –y las controversias– del concurso del CNM aparecieron en la segunda fase: la evaluación curricular.

Resulta que ninguno de los postulantes pasó la segunda prueba, donde se solicitaba un mínimo de 66 puntos para aprobar. Ávalos sacó 50.5. En julio del 2019, el semanario Hildebrandt en sus trece publicó la cartilla de evaluación de Ávalos donde los puntajes alcanzados de la hoy fiscal de la Nación fueron: 10 en estudios académicos, 8.5 en capacitación, 0 en publicaciones y 32 en experiencia profesional.

El 31 de octubre del 2013 Ávalos apeló la decisión del CNM, señalando que no la habían evaluado bien en el capítulo de experiencia profesional. No fue la única que se quejó de su nota. El mismo camino tomó la jueza Patricia Beltrán Pacheco, pero con diferente suerte que Ávalos. El CNM le negó la reconsideración a Beltrán, pero aceptó el pedido de la hoy fiscal de la Nación. Así, el 32 que Ávalos sacó en experiencia profesional, fue cambiado por un 49. Su 50.5 pasó a ser 67.5. Es decir, subió 17 puntos, algo nunca visto con un postulante en la historia del CNM.

Arriba: calificación inicial del CNM a la fiscal Zoraida Ávalos, le pusieron 50.5. Abajo: nota modificada de Ávalos, le aumentaron 17 puntos en el rubro “Experiencia profesional”.

“Calidad de sentencias, dictámenes, informes, resoluciones fiscales y otros actos procesales o funciones similares”, es el subcapítulo específico donde los magistrados del CNM subieron puntos a Ávalos. En él, según tres exconsejeros del CNM consultados por El Foco, se evalúa el desempeño y los reconocimientos recibidos por su trabajo profesional. Las cuatro resoluciones que Peláez le dio a Ávalos entraron en ese rubro y fueron la justificación para el aumento de puntaje. Ávalos fue la única que pasó a la entrevista y la que finalmente ganó el concurso.

La fiscal de la Nación, a través de su jefe de Prensa, envió a El Foco una comunicación señalando que las “condecoraciones y felicitaciones no dan puntaje en el proceso de nombramiento como fiscal suprema”. Ávalos enumeró los doce rubros que el CNM evalúa para el subcapítulo “méritos”, donde tuvo 3 puntos, calificación que no cambió luego de apelación. “No hay puntaje adicional por esas condecoraciones”, añadió Ávalos vía su vocero.

¿Si las condecoraciones no dan puntaje, por qué la fiscal de la Nación las incluyó en su legajo ante el CNM?, repreguntó El Foco. “Todos los fiscales lo hacen. Es para demostrar otros trabajos que has hecho. Y si te está solicitando tu jefe, demuestra que estás haciendo un trabajo de campo. Eso es un trabajo de campo que hacía la doctora. Eso es justicia restaurativa, todas esas líneas, es trabajar con padres, con jóvenes”, declaró el jefe de Prensa de Ávalos.

8 de enero del 2019: Zoraida Ávalos acaba de asumir la Fiscalía de la Nación. La notica fue del agrado de Peláez Bardales.

La historia de José Peláez Bardales en el Ministerio Público está llena de hechos polémicos. En el 2013, por ejemplo, fue quien archivó la investigación contra el expresidente Alan García por enriquecimiento ilícito. Peláez tomó la decisión en base a peritos de filiación aprista. En el 2011 y 2012 Peláez también hizo lo mismo –y por partida doble– con César Hinostroza, el exjuez supremo que, según las averiguaciones fiscales, sería el cabecilla del “Los Cuellos Blancos”.

La última vez que Peláez se refirió públicamente de Zoraida Ávalos fue en radio Exitosa en enero del 2019. Ese día, Ávalos acaba de asumir la jefatura del Ministerio Público en reemplazo de Pedro Chávarry. “Yo creo que tiene los suficientes méritos como para asumir esta delicada función. Ella no tiene ningún cuestionamiento. De manera que yo creo que está en muy buenas manos la Fiscalía de la Nación”. Peláez seguía pensando igual que en el 2013, cuando condecoró cuatro veces Ávalos y, de paso, le dio una manita para que sea fiscal suprema.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. RODRIGO BORJA

    Todo tiene sentido.

  2. Aquiles Panto

    LA JUSTICIA Y ASCENSOS EN MANOS DE CORRUPTOS. LOS HUMALA YA ESTABAN PLANEANDO COPAR ENTES CLAVES PARA NO SER JUZGADOS. HOY ASOCIADOS CON VIZCARRA “ELLOS SE COMEN LA TORTA SOLOS”.

Deja una respuesta