Juez declara culpable de violación a exestudiante del colegio Markham

La larga batalla legal de Mackenzie Severns llegó a su fin. Juez dispuso doce meses de libertad restringida contra Vicente Pastor.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on print

Luego de dos años de proceso judicial, la Corte Superior de Justicia de Lima declaró culpable al exestudiante del colegio Markham, Vicente Pastor Delgado, por haber violado a la estadounidense Mackenzie Severns durante una fiesta en Miraflores. La noticia del fallo judicial tomó por sorpresa a la joven, quien este año publicó un libro en los Estados Unidos sobre el abuso sexual que sufrió en su estadía en el Perú, a donde vino como parte de un intercambio estudiantil en junio del 2018.

Según la resolución del juez Pablo Nina Valero, Vicente Pastor fue sentenciado a doce meses de libertad restringida, es decir no será recluido en el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima conocido como Maranguita. Sin embargo, deberá cumplir algunas reglas como llevar terapias psicosociales en uno de los Servicios de Orientación Adolescente (SOA) del Poder Judicial. Cada tres meses el director del SOA emitirá al juzgado informes sobre las asistencias y las terapias. Pastor tampoco podrá salir fuera del país.

La resolución judicial es del 30 de setiembre y precisa que la familia de Pastor deberá pagar una reparación civil de S/ 30 000 a favor de la agraviada. La cifra es mayor de lo que pedía el Ministerio Público (S/ 15 000). El juez fundamentó esta cantidad en el daño psicológico causado a la adolescente, quien fue ultrajada cuando tenía 15 años. En el fallo también se estableció que ella requiere “tratamiento psicoterapéutico especializado, fortalecer su autoestima, ejercicios de liberación de tensión; siendo trascendente el apoyo de sus padres, quienes también deben recibir orientación psicológica para generar un soporte familiar adecuado para preservar la estabilidad emocional de la misma y evitar que la experiencia traumática vivenciada trasfunda transgeneracionalmente”.

Mackenzie Severns en el dominical “Día D”. Según su abogado, ella había perdido la esperanza de conseguir un fallo judicial a su favor.

Sandro Monteblanco, abogado de Severns, contó que “Mackenzie había perdido un poco las esperanzas de un resultado favorable debido a la demora del caso, pero al conocer la sentencia se emocionó bastante. Ahora planifica presentar en el Perú su libro traducido al español”. Monteblanco también apuntó que la Embajada de Estados Unidos le anuló la visa a Pastor para que no pueda ingresar a ese país.

¿Qué sucedió el 13 de julio?

Mackenzie Severns conoció a Vicente Pastor en el colegio Markham. Ella llegó al Perú el 15 de junio del 2018 por un intercambio escolar de su colegio Chadwick (California) con el Markham. La familia de una alumna de ese centro educativo la acogió en su casa. Su estadía en el Perú sería hasta el 19 de julio, fecha en que sus padres llegarían a Lima para viajar juntos a Cusco y, luego, enrumbarían a Estados Unidos.

En el colegio la invitaron a la fiesta de un alumno que iba a cumplir 18 años. Ella decidió ir con otras amigas y, ahí, se encontró con Vicente Pastor. Todo sucedió el 13 de julio. Según su relato, a los pocos minutos de haber llegado a la reunión, donde hubo unas 50 personas, tomó un vaso con vodka que le invitó una amiga. A las 10.30 p.m. aproximadamente Pastor se le acercó y conversaron. Luego, ambos se dirigieron a la parte trasera del tercer piso donde están los cuartos de las trabajadoras de la casa y la lavandería. Ahí se besaron y ella, de acuerdo a su manifestación, le dijo que no deseaba tener sexo con él. En ese momento, llegó una de las empleadas quien les pidió que se retiren del lugar y vayan con los demás adolescentes.

Pastor dio otra versión sobre el primer acercamiento con Mackenzie. Él manifestó que fue la adolescente quien se le acercó en la fiesta y, luego de hablar un rato, decidieron entrar al baño, donde, según su relato, ella le ofreció hacerle sexo oral, pero otros dos muchachos tocaron insistentemente la puerta por lo que optaron por ir al tercer piso, pero fueron interrumpidos por la trabajadora de la casa. Pastor en todo momento ha querido establecer que Mackenzie sí deseaba tener relaciones sexuales y que jamás la forzó.

Sobre el tema del licor, que ha sido un aspecto evaluado y ponderado por juez, la agraviada sostuvo en su declaración que después del episodio del tercer piso, ella fue al baño y cuando salió encontró a Vicente cerca de la puerta con una botella de pisco, de la cual aún nadie había tomado, pero que se encontraba abierta. “Él me ofreció la botella y tomé dos sorbos, él no ofreció invitar a nadie más de esa botella y tampoco bebió de ella, después de que tomé, él guardó la botella en el bolsillo de una casaca”, declaró la menor. Esto sucedió cerca de las 11 p.m.

La casa de la urbanización El Rosedal (Miraflores), donde Vicente Pastor abusó sexualmente de Mackenzie Severns.

“Después de haber tomado el vodka, me sentí normal, después de tomar el pisco, como a los cinco minutos, me comencé a sentir mal, ebria y, ahí, Vicente empezó a llevarme al cuarto de atrás de la casa. Recuerdo que en un momento me estaba llevando y yo iba, pero reaccioné y como que me paré, pero él me agarró de la muñeca y me jaló al cuarto”, narró Mackenzie ante la Cámara Gesell.

La estadounidense precisó que al interior del dormitorio, se desplomó sobre a cama, de manera horizontal. Luego describió lo que fue su pesadilla durante los siguientes días y meses:

“Él (Vicente Pastor) insistentemente lo que quería era bajarme el cierre del pantalón y los jaló hasta mis tobillos, me sacó la chaqueta, me sacó el polo y la ropa interior y me di cuenta que tenía un preservativo. Estaba parado delante de mí con su pene expuesto y me di cuenta (…) recuerdo haberme sentido muy asustada y recuerdo haber cerrado mis ojos, yo podía sentirlo a él que estaba ahí, lo sentía y comenzó a penetrarme y yo sentí un miedo inexplicable porque era virgen y nunca había imaginado que mi primera relación sexual iba a ser como esta, mientras él me penetraba yo estaba cayéndome en la cama, entonces para su conveniencia él me volteó de forma que yo estuviera vertical y atrás de nosotros había un respaldar de manera y el continuaba penetrándome, y mi cabeza estaba chocando con la cabecera de madera y yo sentía que no podía sacarlo de encima mío, me sentía realmente nerviosa y solamente estaba pensando la forma que podría sacarlo de encima, pero otra vez sentí que no tenía la capacidad para hacerlo. Le dije para, pero él no paró”.

Según su testimonio, Pastor también la obligó a hacerle sexo oral. “Solo sentí una sensación de náuseas y estaba realmente con mucho miedo y lo único que quería era vomitar”, dijo. El sentenciado alegó que las relaciones sexuales que sostuvo fueron consentidas y, es más, aseguró que la adolescente la había dado un preservativo.

Luego de la violación, Pastor, de acuerdo a su declaración, le contó a un par de amigos que había tenido relaciones sexuales con Mackenzie. Esto llegó a oídos de la agraviada, quien lo negó, pero no contó a nadie que había sido violada hasta que llegó su mamá de Estados Unidos.

Relato de Mackenzie Severns sobre lo que ocurrió en la fiesta de Miraflores del 13 de julio del 2018.

En su examen psicológico, la adolescente contó que desde que fue agredida sexualmente sufría de pesadillas algunas relacionadas con el agresor otras son como flashback de lo ocurrido. “Recuerdo cosas nuevas que no recordaba antes, por ejemplo hace dos noches, recordé que [Pastor] tenía una casaca color negro, tuve otros sueños, siento que estoy perseguida y amenazada, anoche lo soñé nuevamente, era ver el momento que tomaba el pisco, reconocí su casaca negra, después no recuerdo (…) espero que esto pare en algún momento; esto es casi todas las noches, puede ser dejando uno o dos días”, narró.

La denuncia

La mamá de Mackenzie llegó a Lima el 18 de julio del 2018, un día después su hija cumplía 16 años, y el 20 se fueron al Cusco de paseo. Cuando estaban con dirección a Machu Picchu, su hija, según su testimonio, le contó llorando que la habían violado en una fiesta. Llamó a la Embajada de Estados Unidos para que la orienten y el 29 de julio hizo la denuncia en la comisaría de Miraflores. Debido a la cantidad de días que habían transcurrido la prueba toxicológica salió negativa y el examen de pericia forense concluyó: “desfloramiento himeneal antiguo”.

“Once días después se lo conté a mi mamá porque estaba preocupada de que estuviera embarazada porque mi período se atrasó ocho días y estaba realmente asustada (menor solloza)”, se lee en la manifestación de la adolescente.

El resultado de medicina legal fue motivo de controversia durante el juicio. La defensa de Pastor sostuvo que Mackenzie había tenido relaciones consentidas y el hecho de que no tenga desgarro reciente y lesiones corporales en la muñeca, antebrazo o brazo por jalón demostrarían esa versión. Además, señalaron que el desfloramiento era de mucho antes al 13 de julio cuando sucedieron los hechos, dando a entender que Mackenzie no había sido virgen. Esta versión fue rechazada por el juez.

El médico legista convocado por la defensa de Mackenzie explicó que para que el resultado haya sido desfloramiento reciente la menor debió haber sido evaluada dentro de las 48 horas de sucedido el hecho. El perito Cleber Navarro, del Instituto de Medicina Legal también detalló que la relación sexual no consentida puede realizarse de forma no violenta como por ejemplo en una persona inconsciente o sometida bajo amenazas con un arma de fuego.

Respecto a la presencia de alguna sustancia en el pisco que Pastor le dio de beber a Mackenzie, el peritaje del químico farmaceútico Víctor Lozazo concluyó que “por los síntomas descritos por la adolescente, la posible sustancia ingerida fue el anestésico Ketamina, porque es de acción rápida, se tiene conciencia de lo que sucede a su alrededor, pero no puede moverse por la relajación muscular que produce, no es una droga hipnóticas o depresoras del sistema nervioso central que producen sueño, hipnosis y amnesia”.

Otro aspecto evaluado por el juez fue el resultado psicológico realizado a ambos adolescente. En el caso de Mackenzie este determinó que brindó un “relato coherente, espontáneo, fluido, con detalles dentro de lo esperado para su etapa de desarrollo. Responde a las preguntas que se efectúan, existiendo correspondencia entre lo manifestado verbalmente y la expresión de sus emociones”. Además, presenta alteración en funciones fisiológicas como sueño y apetito. La menor en todo momento remarcó haber sido vulnerada sexualmente, lo que le generaba sentimientos de “culpa, molestia y frustración”.

Portada del libro de Mackenzie Severns sobre el abuso sexual que sufrió en su estadía en el Perú.

El informe psicológico concluyó, también, que las alteraciones de Mackenzie suelen presentarse “en las víctimas de agresión sexual teniendo énfasis en que la adolescente no los presentaba antes del hecho narrado”.

En el fallo se lee que las víctimas de abuso sexual no tienen un listado de indicadores que necesariamente van a presentar tras un ataque sexual. Estos varían dependiendo de la edad y también del soporte emocional.

La sentencia

El juez Nina desvirtuó la versión de que las relaciones sexuales fueron consentidas debido a la reacción “natural de la víctima de abuso sexual de evitar verbalizar una experiencia traumática vivenciada por temor y vergüenza”. También estableció que Vicente Pastor “sí poseía condón previo a que condujera a la agraviada al cuarto de visitas para ultrajarla sexualmente”.

El magistrado estableció que no existían relaciones previas entre Mackenzie y Vicente basadas en el odio, resentimientos o enemistad que hayan generado una especie de venganza para denunciarlo. También precisó que la declaración de la menor en todo momento fue coherente y sólida, y se ha corroborado la afectación de sus emociones por el abuso sexual. La sentencia establece que fue violación de persona en incapacidad de resistencia.

Sobre Pastor, el fallo indica que en todo momento se muestra firme en su posición de inocencia, con una actitud rígida y poco reflexivo, y atribuyendo que la denuncia se originó porque él contó que había tenido relaciones sexuales con la adolescente el día de la fiesta.

En noviembre del 2018, la fiscal Lourdes Morales archivó la denuncia contra Pastor. Para ella no configuraba el delito de violación porque la adolescente “en ningún momento ha manifestado haber sido objeto de violencia física” durante la agresión sexual, y tampoco presentaba lesiones. Sandro Monteblanco, abogado de Mackenzie, presentó un recurso de queja y la Segunda Fiscalía Superior de Familia de Lima dispuso que se reabra el expediente y se formalice denuncia. Aún no se sabe si Pastor apelará el fallo.

Esta entrada tiene 20 comentarios

  1. LUIS MIGUEL PINO PONCE

    QUE VERGUENZA DE LA FISCALIA….REALMENTE SE HA CONVERTIDO EN UN REDUCTO DE GANAPANES, QUE NO TIENEN OTRA OPCION LABORAL MAS QUE MEDRAR DEL ESTADO. YA ME IMAGINO LO QUE PENSARAN LOS GRINGOS.

  2. GEIDY

    El mayor castigo al joven vino por parte de la embajada de EEUU: cancelarle la visa.
    Sin duda es algo que le hará reflexionar mas que el año de “terapia”… muy blanda sentencia. No creo que apele, es un regalo!

  3. Yanett

    Es una sentencia con sanciones leves en relación al impacto que ha generado en la joven afectada y más aún es acto de Violencia sexual. Me da gusto que su país la protega de alguna manera negando la visa al agresor

    1. Paula

      12 meses de ir a firmar y terapia 🙄, ‘gran castigo’para un violador que tiene plata… La prensa ahí no emite estas noticias, pues la familia pastor es de billete, pero de haber sido un don nadie ahí sí todos se indigna rían, los reportajes no sesarían,…ojala y a ese cabron lo violen, ara q sienta lo que la. Niña sintió en su momento.

  4. Moises

    No sabia que la joven estaba sola y sin sus padres, Cuando ocurrieron los hechos, no importa lo que pase , el daño es irreparable…

  5. Richard

    Reducto es una palabra muy elegante para algunos montubios que disque son justos al dictaminar justicia , más bien diría que la justicia en mi bello país se torna cada vez como un chiquero y lo digo con todo respeto de los cerditos que gozan revolcándose siempre ahii !!.
    A veces me asquea escuchar sentencias tan endebles por crímenes tan sórdidos.

  6. Alejandro

    La Pena es tan benigna que es un incentivo para próximos menores para violar!!
    Las penas también deben tener una función disuasiva!! En éste caso No lo es!! Una Vergüenza Internacional!!

  7. Wilfredo Robles

    Por favor si pudieran compartir el texto íntegro de la sentencia

  8. José Juan

    Ese es el nivel de justicia que tenemos en este País, ese drogo es un maldito violador y debería estar en la cárcel…

  9. Edith Borja

    Vicente Pastor debería disculparse de manera pública, nadie debe tener una experiencia como la vivida por Mackenzie. Esperemos que el haya entendido que no puede tener sexo sin consentimiento.

  10. Jorge Ariza

    Típico, si el violador hubiera sido de SM o SJL, lo hubieran exibido con chaleco de Detenido y le daban 15 años de cana fácilmente….CSM…!

  11. No entiendo porque según para el poder judicial no hubo violencia física y sexual no es violación la adolescente a indicado que estába drogada y por tal motivos ella no pudo oponer resistencia pero nuestro poder judicial no mide la igualdad para todos y espero q la corte superior del poder judicial revise. El caso porque el daño que ocasionó el violador VICENTE PASTOR DELGADO porque será siempre un violador le de comparecencia y una sentencia de un año pero existe la justicia divina y espero que todo lo que vivió la Srta mackenzie lo condene toda la vida

  12. Gladys

    VICENTE FERNANDO PASTOR DELGADO es el violador sentenciado a pena benigna de un año, haciendo terapia por un año, es exalumno del colegio Markham que fue a una fiesta de escolares adolescentes, con preservativo y pisco con droga. URGENTE.- Se necesita un registro nacional de violadores que no prescriba, y su cara y nombre esté expuesto por siempre para que todos lo vean, lo reconozcan y le den trato de paria.

  13. Julio

    Enrique Ghersi, “brillante cínico e inescrupuloso” abogado según J. Bayly, quien logró evitar que B. Ortiz sea enjuiciado por tener relaciones sexuales con menores de edad (https://www.facebook.com/perudigitalnoticias/videos/2478709102383397/), es el mismo que defiende a Pastor Delgado y ha dicho que su patrocinado es inocente y va a apelar porque
    “La sentencia se basa en la mera imputación de la víctima” (https://elcomercio.pe/lima/poder-judicial-declara-culpable-a-joven-acusado-de-violar-a-estudiante-de-intercambio-de-estados-unidos-noticia/). Habrá que estar alertas

  14. vicktor

    A veces en el Perú se practica aun el Machismo, yo diría es el choque cultural de una Americana adolescente y un hombre peruano desubicado que usa esos malos hábitos de emborrachar a su víctima y someterla eso es una bajeza, pueril claro que es violación. Porque no uso en método de seducción de enamoramiento consentido por ambos partes es algo normal sin llegar a usar métodos de un impotente macho en el Perú muchos muchachos practicas esos métodos bajos. En ese caso el tendrá que pagar sus consecuencias.

  15. Man, me da un asco saber que hay gente así, tan acomplejada. Cambiemos todos por el bien de las proximas generaciones.

  16. Ronald

    La sentencia es de acuerdo a derecho. Hay que precisar que al momento en que se cometió la violación, el joven Pastor era menor de edad. Por lo tanto no se le puede sentenciar con pena privativa de libertar por ser imputable penalmente. En todo caso, lo que se podría reclamar al juez es el ingreso efectivo del sentenciado a un centro reformatorio de menores de edad. Lo que me parece llamativo es la motivación de la jueza que archivo el caso preliminarmente aludiendo que la víctima no presentaba signos de violencia física cuando había de por medio un estupefaciente que ni siquiera fue valorado como prueba y que hubiese supuesto el delito de violación sexual de persona en imposibilidad de repelar el acto sexual forzoso.

  17. Nugumbo Matanga

    Una vez mas queda demostrado que la justicia no es ciega, ni sorda, ni muda, ni imparcial. Si bien es cierto el mocoso este era inimputable, si hubiera sido un mocoso sin recursos seguro va para Maranguita un año, pero como tiene vara y billete, el nene a su casa a ver Netflix, hacer su terapia de pantalla, y esperar que las aguas se calmen. Pero estos tipos no cambian y seguiran en las mismas, ya caera y ahi no habra quien lo salve de pasar un su buen tiempo en cana, siendo la esposa de un mi paisano tres piernas que lo apretada, le dara su bajada de motor con medida de aceite incluida

Deja una respuesta