Los contratos y designaciones de Invierte Perú, la asociación creada por el contralor Nelson Shack

Los contratos y designaciones de Invierte Perú, la asociación creada por el contralor Nelson Shack

La organización creada por Shack obtuvo contratos con el Estado entre el 2017 y 2018, pese a tener impedimentos legales. Dos de sus exmiembros ocuparon altos cargos en la Contraloría.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Ocupar un cargo público suele ser un arma de doble filo. Quienes ejercen como altos funcionarios en el Estado renuncian también a su pasado empresarial. No obstante, hay quienes encuentran cuestionables formas de hacer convivir el pasado y el presente, en lo que suele conocerse como la puerta giratoria.

Asociación Nacional Invierte Perú es el nombre de una organización sin fines de lucro fundada el 27 de marzo del 2017 por seis socios: Javier Navarrete Talavera, Javier Sicchar Valdez, Julio Obregón Mauricio, Paulo Cervera Alcántara, Miguel Baez Vargas y Nelson Shack Yalta, actual contralor de la República.

La compañía fue creada para dar asesorías y capacitaciones en materia de contrataciones públicas a empresas privadas y a organismos estatales. El 20 de junio del 2017, cuando esta llevaba apenas tres meses de funcionamiento, Nelson Shack, decidió renunciar a su cargo como presidente de la asociación para asumir como titular de la Contraloría General de la República.

Distribución de cargos en el consejo directivo de Invierte Perú en el 2017, según información consignada en registros públicos.

Eran meses en los que el excontralor y hoy congresista Edgar Alarcón, se hallaba en el ojo de la tormenta. Cuestionado e investigado por el Congreso, Alarcón terminó siendo removido del cargo el 3 de julio del 2017. Exactamente 17 días después, Shack, con los votos del fujimorismo, tomó su lugar, dando inicio a una serie de cambios en el ente fiscalizador.

Uno de ellos tuvo lugar el pasado 16 de enero del 2020. Miguel Baez, exvicepresidente de Invierte Perú, y quien reemplazó a Shack en la organización tras su renuncia, llegó a la Contraloría. Fue designado como director de la Escuela Nacional de Control, con un sueldo de S/ 20 500. Junto a él también llegó otro afortunado exsocio de Invierte Perú. Paulo Cervera Alcántara, exsecretario de Invierte Perú según registros de la Sunarp, pasó a ocupar el cargo de gerente Jurídico de la Contraloría con una remuneración total, en el mes de enero, de S/ 36 500, incluyendo beneficios. Tres exasociados ocupando cargos en una misma entidad.

Polémicos contratos

La historia de Shack en Invierte Perú no se restringe únicamente a sus dos exsocios. La organización que fundó el contralor obtuvo contratos por servicios de capacitación con tres entidades estatales entre agosto del 2017 y abril del 2018. Shack asumió como titular de la Contraloría el 20 de julio del 2017.

La Ley de Contrataciones señala que las personas jurídicas sin fines de lucro —como es el caso de Invierte Perú— en las que un alto funcionario o titular de un órgano autónomo “participen o hayan participado como asociados o miembros de sus consejos directivos dentro de los doce meses anteriores a la convocatoria del respectivo proceso” se encuentran impedidas de contratar con el Estado. Como se mencionó anteriormente, Shack renunció el 20 de junio del 2017; es decir, si Invierte Perú deseaba brindar servicios a entidades estatales podía hacerlo a partir de junio del 2018, no antes.

“El contralor tiene uno de los grados donde tiene que ser más transparente que nadie. La ley es clara cuando establece que hay doce meses que son calculados antes y después (de asumir el cargo). Hay una infracción. Él debió haberle dicho a la asociación que no podían cotizarle al Estado por un año”, dice Cecilia Ruiz, abogada especialista en contrataciones públicas. Christian Guzmán, especialista en derecho administrativo, concuerda: la asociación fundada por Shack se encontraba impedida de contratar con el Estado y “no debió haber participado (de los procesos)”.

¿Nadie del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE) alertó sobre los impedimentos de Invierte Perú para contratar? La respuesta cae por partida doble en quien, en aquel entonces, ejercía como su presidenta ejecutiva, Ana Teresa Revilla. El 8 de julio del 2017, Revilla participó en una ceremonia de Invierte Perú, como puede observarse en una fotografía donde acompaña al entonces presidente de la asociación y futuro contralor, Nelson Shack.

Revilla dejó el OSCE el 30 de julio del mismo año, pero resulta que la entidad es una de las tres instituciones que le dio contratos la Invierte Perú, cuando esta se encontraba impedida por ley. Los contratos se dieron el 28 de agosto, 24 de noviembre y 7 de diciembre del 2017, por un total de S/ 13.000.

Ana Teresa Revilla, en aquel entonces presidenta ejecutiva del OSCE, participando de una presentación de Invierte Perú, presidida por Nelson Shack. Era el 8 de julio del 2017. (Foto: Difusión)

El OSCE, incluso, al cierre de esta edición, continúa registrando a Shack como socio y representante de la empresa. “Se recomienda a la entidad contratante que en el caso concreto verifique si el proveedor se encuentra impedido para contratar con el estado (art. 11 Ley de Contrataciones del Estado), pues se ha identificado información que podría generar indicios de ello”, dice la alerta consignada en su portal web.

Otros organismos estatales que contrataron a la asociación fundada por Shack fueron la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana y EsSalud. Con el Seguro Social se dieron dos contratos por S/ 8000 cada uno; mientras que con la Dirección Regional de Educación el monto fue de S/ 5 000.

Arriba: alerta de la OSCE sobre impedimentos para contratar a Invierte Perú. Captura tomada el 14 de diciembre del 2020. Abajo: Contrataciones de Invierte Perú con EsSalud y la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana, mientras Shack era contralor.

“No son socios, son asociados”

El Foco se comunicó con el área de Prensa de la Contraloría. Desde esta remitieron las respuestas de Nelson Shack a nuestro informe. El contralor considera que “no existe conflicto de interés alguno” en que, quienes antes fueron vicepresidente y secretario de Invierte Perú —Miguel Baez y Paulo Cervera, respectivamente— ocupen altos cargos en la institución que dirige. “En relación a los dos exasociados que ocuparon cargos de confianza en la Contraloría, estos se integraron a esta institución habiéndose, previamente, desvinculado de ANIP, por tanto no existe en ellos ningún conflicto de interés”, dice.

En relación a los contratos de la asociación, Shack asegura: “Jamás intervine en ninguno de ellos -que se observa son académicos- ya sea en el ámbito público o privado”. Y agrega: “No es correcto utilizar el término “socios suyos”, ya que esta fue una asociación sin fines de lucro y quienes la integran o integraron fueron “asociados”.

Un dato relevante es que los contratos que, entre agosto del 2017 y abril del 2018, obtuvo Invierte Perú con instituciones públicas se dieron cuando el presidente de la asociación era Miguel Baez. Es decir, el funcionario que en enero último fue designado por Shack como director de la Escuela Nacional de Control, el órgano especializado en “la capacitación y entrenamiento en control gubernamental y administración pública”.

Respuesta de la Contraloría

Respuesta de Nelson Shack – 15/12/2020 by El Foco on Scribd

Esta entrada tiene un comentario

  1. JAVIER VENTURA

    Otro Contralor cuestionado

Deja una respuesta