Jefe de la Sucamec renuncia en medio de una denuncia de acoso sexual

Detrás de la salida de Carlos Tuse Lloclla hay una historia de hostigamiento contra una de sus subordinadas. El Gobierno lo protegió hasta el final.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print

Carlos Tuse Lloclla es un general retirado de la Policía al que le gusta hacer alarde de sus méritos académicos y profesionales. En todo evento o conferencia en que participa pide que resalten sus tres licenciaturas, tres maestrías y un doctorado. En su cuenta de LinkedIn, por su parte, apunta que es especialista en dirigir organizaciones “con más de 10 mil personas” y que cuenta “con sólida formación en principios y valores”. Tuse era, desde septiembre del 2019, el superintendente de la Sucamec, la institución encargada de controlar el uso de armas y fiscalizar a las empresas de seguridad.

En la hoja de vida de Tuse, sin embargo, no todo son diplomas, medallas y condecoraciones. El jefe de la Sucamec actualmente está afrontando una denuncia por acoso sexual contra una de sus subordinadas. El caso es de conocimiento del ministro del Interior, César Gentille, y del presidente de la República, Martín Vizcarra, desde hace aproximadamente un mes y medio. Ambos funcionarios, lejos de separar –o suspender– a Tuse del cargo, han ordenado que la denuncia contra jefe de la Sucamec esté guardada bajo siete llaves, muy lejos de los medios de comunicación.

El Foco accedió al expediente completo que pesa contra Tuse y entrevistó a la víctima, quien, pese a tener un código asignado por las autoridades que investigan el caso, accedió a contar los hechos a rostro descubierto. La denunciante es Paola Pimentel Quiroz y trabaja en la Sucamec como coordinadora de la oficina de Trámite Documentario. “He tenido mucho miedo, he pasado días enteros llorando. El señor tiene mucho poder y contactos. Si he decidido ya no seguir ocultándome bajo un código, es para que las mujeres no sigamos callando. Los abusos se deben denunciar”, comenta Pimentel.

Paola Pimentel Quiroz denunció al superintendente Carlos Tuse por acoso sexual. En la foto muestra la resolución judicial del último 22 de octubre donde dictan medidas de protección en favor de ella.

La historia de la denuncia de acoso sexual que pesa contra el superintendente Tuse se remonta al pasado 20 de agosto, cuando el entonces ministro del Interior, Jorge Montoya, recibió un correo electrónico. El mensaje era de Paola Pimentel y buscaba que el ministro se entere que venía sufriendo hostigamiento sexual por parte del jefe máximo de la institución donde laboraba. En la comunicación, Pimentel describió con detalles los tres momentos en que fue acosada por Tuse. El correo es parte del expediente y, con la autorización de Pimentel, El Foco lo transcribe literalmente:

“Un día laborable, me acerqué a la institución, previa coordinación con el Superintendente, ya que yo necesitaba manifestarle mi preocupación por unos temas de atención al usuario y sea él quien tome una decisión que se pueda disponer a nivel nacional. Fue entonces cuando ingresé a su oficina privada, él me recibió diciéndome que parecía modelo y que estaba guapa. Los nervios me invadieron, sinceramente, no supe como reaccionar. Se me acercó y me hacia dar vueltas para verme de cuerpo entero, luego comenzó a tocarme por la cintura y a obligarme a abrazarlo y besarlo. Atiné a reírme con los nervios colapsándome, no podría creer que eso me sucedía. Él notó mi nerviosismo y preguntó ‘por qué eres tan guapa’”.

Paola Pimentel no recuerda exactamente qué día sucedió ese primer acoso de parte de Tuse, pero sí señala que inventó cualquier excusa para salir de la oficina del superintendente. Y cuando logró salir, a los minutos recibió un mensaje de WhatsApp de Tuse diciendo: “No te has despedido”. Pimentel tuvo que inventar otra excusa. “(Ese día) Llegué a mi casa, sentía un nudo en la garganta, mi novio notaba mi actitud, pero no tenía valor para contarle lo que pasó”, dice Pimentel.

General (r) Carlos Tuse Lloclla: renunciante superintendente de la Sucamec. Fue nombrado bajo la gestión del exministro del Interior Carlos Morán. (Foto: SeguriLatam)

El segundo acoso de Tuse sucedió días después y fue por teléfono. Pimentel lo llamó para contarle un problema laboral de un trabajador de su área y lo que recibió fueron palabras de índole sexual.

“Aquel día, un incidente con un servidor de mi área me empuja a llamar al señor Superintendente, ya que ese servidor necesitaba apoyo. Fue ahí que le pedí llamarlo para explicarle la situación y quedó en llamarme en cuando se desocupe de una reunión. Recibí su llamada y lo primero que hizo fue decirme cosas morbosas, yo respondí con evasivas, después preguntó qué había sucedido con el servidor antes mencionado. Al cortar la llamada, no puede contener las lagrima y le conté todo a mi pareja. Obviamente, él reaccionó indignado, pidiéndome que renuncie a mi trabajo, pero yo sentía y siento mucha responsabilidad laboral, me apasiona mi trabajo”.

Pimentel sí recuerda cuando sucedió el tercer acoso de Tuse: el lunes 18 de agosto. Ese día no fueron palabras subidas de tono ni intentos de besarla. El jefe de la Sucamec, según cuenta Pimentel, llegó más lejos.

“Ingresé a su oficina con la convicción de poner un alto. Él cerró la puerta y me quedé parada, me jaló para abrazarme y besarme a la fuerza. Le dije que no estaba bien lo que hacía, que yo no quería problemas. Hasta le mencioné que mi pareja estaba al tanto y que esta obligándome a renunciar, pero me dijo que no me preocupara que no me expondrá a tener problemas, ni laborales ni familiares en la institución en que se encuentre. Mientras me mantuve de pie sin saber si salir corriendo o gritar, sentí que introducía su mano por mi pantalón, llegando a tocar mis partes íntimas. Forcé y me senté, él se acercó hasta donde me encontraba sentada y jaló mi mano para tocar su miembro viril. Abrió el cierre del pantalón y me mostró su miembro, jaló mi cabeza y me quiso obligar a practicarle sexo oral. Puse resistencia y con la voz entrecortada le dije que no podía, que no quería. Con risa en el rostro me dijo: ‘Hoy no, pero la próxima sí, ¿de acuerdo?’”.

Pimentel narra que, luego de salir de la oficina de Tuse, recibió un mensaje del superintendente diciéndole “fue bonita tu visita”. Ella respondió con emoticones y stickers. Al llegar a casa hizo lo mismo que las veces anteriores: contarle todo lo sucedido a su pareja. En ese momento Pimentel decidió que debía denunciar a Tuse. Optó por no hacerlo ante la mismo Sucamec, sino ir a la institución superior: el Ministerio del Interior. Es así como el 20 de agosto, tres días después del último acoso, envía el correo al ministro Jorge Montoya.

Resolución aparecido hoy jueves 29 en “El Peruano”. El presidente Martín Vizcarra y el ministro César Gentille aceptan la renuncia del superintendente Carlos Tuse. Lo que no cuentan: ellos sabían desde un mes y medio los cargos que pesaban contra Tuse.

En el Ministerio del Interior abrieron investigación de inmediato y se le encargó el caso al abogado Rodil Padilla Bernabé, del área de Procedimientos Administrativos Disciplinarios. El caso, por involucrar a un alto funcionario, fue catalogado como “Confidencial”. A Paola Pimentel se le asignó el código D012020/STPAD y se estipuló un plazo de investigación en primera instancia de dos semanas.

Padilla tomó declaración a la denunciante, recogió pruebas documentarias y solicitó los registros de las cámaras de seguridad de la oficina del jefe de la Sucamec. Ante Padilla, Pimentel se mantuvo en su denuncia y entregó los mensajes de WhatsApp que intercambió con Tuse. Las cámaras de seguridad, por su parte, confirmaron que el 18 de agosto Pimentel sí visitó la oficina de Tuse, y el peritaje psicológico dijo que la trabajadora de la Sucamec sí había sufrido daño emocional.

Con la información recogida, el 4 de septiembre, Rodil Padilla recomendó iniciar procedimiento administrativo disciplinario contra el superintendente Carlos Tuse. Cuatro días después en el Ministerio del Interior se formó una Comisión Especial para que revise el informe de Padilla y estipule la sanción para Tuse. En la Comisión Especial se nombró a tres altos funcionarios de la entidad: el viceministro de Seguridad Pública, Marlon Savitzky, el secretario general, Hernán Yaipén, y la directora general de Recursos Humanos, Natalia Bustamante.

Informe del perito psicológico del Ministerio de la Mujer, Óscar Pantoja Armas. El psicólogo describe la afectación emocional que padece la denunciante Paola Pimentel.

La Comisión recogió nuevamente el testimonio de Pimentel y ordenó un nuevo peritaje psicológico para ella, esta vez a cargo del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. El informe, elaborado por el psicólogo Óscar Pantoja Armas, concluyó: “La usuaria PAOLA LILIANA PIMENTEL QUIROZ (28) evidencia indicadores de una AFECTACIÓN PSICOLÓGICA de tipo emocional, provocado por el Sr. CARLOS SAMUEL TUSE LLOCLLA (50). Demostrando temor, angustia y sentimientos de inferioridad, así como perturbación en su concepto propio y valía en su desarrollo sexual”.

El perito Pantoja asimismo señaló que existe la “presencia de factor de riesgo en relación al presunto agresor”. Ello debido a que Tuse, según el informe, habría realizado “actos de violencia sexual, con insinuaciones, hostigamiento y acoso sexual llegando a realizar tocamientos en zonas íntimas de la usuaria sin su consentimiento. Asimismo, obliga a realizar actos contra el pudor tocando las partes intimas del presunto agresor”.

La Comisión Especial también recabó el descargo de Tuse sobre la denuncia de acoso sexual que pesaba contra él. El jefe de la Sucamec respondió por escrito el 14 de septiembre y negó la denuncia de Pimentel. Tuse señaló que, debido a la pandemia y las medidas de trabajo remoto, no ha tenido contacto con gran parte del personal de la Sucamec y que recién supo de la denunciante el 5 de agosto, cuando ella se apersonó por primera vez a su despacho.

“La señorita me sorprendió con los contenidos de su visita, no fue para hablar temas de trabajo, por el contrario me dijo que tenía conocimiento que estaban despidiendo personal y que ella no quería perder el empleo, porque su familia depende de ella, que tiene innombrables, que su padre estaba hemipléjico al haber sufrido dos accidentes automovilísticos y su mamá ya estaba anciana, que ella era guerrera, que había trabajado como ambulante (…) En ningún momento han sucedido las cosas que denuncia, por cuanto la puerta estaba abierta y a pocos metros estaba la secretaria quien sin duda pueda dar fe de lo sucedido”.

Primera resolución de la Comisión Especial del Ministerio del Interior: acuerdan suspender al superintendente Carlos Tuse. Los firman el viceministro Marlon Savitzky, el secretario general Hernán Yaipén y la directora de Recursos Humanos Natalia Bustamante.

En su escrito, Tuse también dice textualmente: “La Srta. Paola indica que, su primera visita física a mi oficina, en los primeros días de agosto, fue víctima por parte del suscrito de abrazos y besos, además que le hice dar vueltas para observar todo su cuerpo. Pregunta: ¿si eso fuera cierto porque no denunció de inmediato?, si ese día en la antesala a no menos de 2 metros de distancia estaba el asesor Marco Ruiz a quien lo considera su gran amigo, porque no dijo nada”.

El descargo de Superintendente está lleno de preguntas e insinuaciones que buscan dañar la credibilidad de Pimentel. En una de las partes, por ejemplo, puso: “Otra pregunta es ¿por qué borró los mensajes de su WhatsApp?, ¿Será porque mantiene una conducta deshonrosa, desleal con su propia pareja? Si era supuestamente víctima de hostigamiento, resulta incongruente borrar los mensajes”.

Con todos los documentos y testimonios recogidos, el 23 de septiembre sesionó la Comisión Especial para tomar una decisión sobre la denuncia contra el jefe de la Sucamec. Por unanimidad acordaron que la investigación continúe y que mientras tanto Carlos Tuse no asista a la Sucamec. En la nueva fase de la investigación se iba a tomar un peritaje psicológico a Tuse y pasarían por el polígrafo el superintendente y la denunciante.

Firmar la resolución de suspensión de Tuse fue el último acto oficial del viceministro Savitzky, el funcionario de más alto rango del grupo de trabajo. Al día siguiente, el nuevo ministro César Gentille lo reemplazó por el abogado Julio Corcuera Portugal. Gentille es general retirado de la Policía y trece días antes había entrado en reemplazo de Jorge Montoya. El Foco no ha podido conocer de una amistad entre Gentille y Tuse, pero sí que ambos tienen un amigo en común con mucha influencia en Palacio de Gobierno: el exministro Carlos Morán.

Morán, junto al presidente Martín Vizcarra, fueron quienes en septiembre del 2019 nombraron superintendente a Tuse. Y Morán, según todas las fuentes consultadas por El Foco, fue quien recomendó a Gentille como ministro del Interior. Bajo la gestión de Gentille, la denuncia de acoso sexual contra Tuse durmió el sueño de los justos y hubo movidas en contra de la denunciante. Una de ella, por ejemplo, implicó citarla con horas de anticipación para que pase la prueba del polígrafo. “Yo pedí que por favor me reprogramarán la cita. No me encontraba en Lima, sino en provincia cuidando a mi padre. No aceptaron mi pedido los nuevos miembros de la comisión”, cuenta Pimentel.

Carta del Ministerio del Interior a la denunciante Paola Pimentel. Le informan que su denuncia contra el superintendente Carlos Tuse fue archivada. Todo por obra y gracia de la gestión del actual ministro César Gentille.

Sin prueba del polígrafo, las piezas en el Ministerio del Interior jugaron a favor de Tuse. Así, el 27 de octubre último la denuncia de Pimentel fue pasada al archivo. No hubo explicaciones a la denunciante, quien se enteró de la decisión en el transcurso de la elaboración de este reportaje. “Estoy indignada, siento que en mi país no hay justicia. En la actual gestión del Ministerio del Interior han protegido a mi agresor”, dice Pimentel, quien ha decidido tomar la vía judicial y, por el momento, ya logró una orden de alejamiento contra Tuse.

El miércoles 28 El Foco se comunicó con Tuse para solicitarle una entrevista. El superintendente nos derivó con su jefa de Prensa, Karen Cortez Gaona, quien programó una reunión con Tuse para ese mismo día a las cinco de la tarde. Dos reporteros del El Foco se apersonaron a la sede de la Sucamec, pero Tuse nunca llegó a la cita. Hoy jueves 29, en el diario oficial El Peruano apareció la renuncia de Tuse. Lo que no se dice en esa resolución son los motivos y la historia de acoso sexual que hubo detrás.

Esta entrada tiene 9 comentarios

  1. Juan López salmeron

    El tema es que, efectivamente, aparecen no pocas contradicciones que restan coherencia logica a su versión. Por otro lado, cómo y con qué examen de mérito accedió esa señorita al cargo que tenía en esos momentos. Lo que más extraño es la compleja pasividad de la supuesta pareja de la sana. Porque evadio la prueba del polígrafo. Ahora, si el general es hallado responsable. Deben retirarsele todas las condecoraciones en público y mandarlo a la cárcel hasta su muerte. No hay otra.

  2. Manuel Moncada Saldarriaga

    La honra de las personas lo considero sagrado, ante una denuncia de esta índole, se debe actuar escrupulosamente, de manera, rápida e imparcial.

    1. Cinthia Cahuana

      Es sorprendente la victimización y la acusación sin pruebas. El periodista indica que tiene todo el expediente completo, ¿Por qué no lo publica o publica las pruebas que dice tener la supuesta víctima? Tuse fue declarado absuelto. ¿es posible absolver con pruebas?, por qué no se exponen.

      Acá veo que utilizan a la muchacha y al supuesto agresor no en búsqueda de justicia sino para atacar al ministro Gentille y al presidente Vizcarra.
      Que se expongan las pruebas. Tuse en su manifestacion dice que hay videos y testimonio de la secretaria que estuvo a pocos metros. ¿Por qué no se expone también ello?.¿Por qué no se entrevista también a la comisión que investigó o a los testigos? Son preguntas simples que si se presentan… esta nota se cae y se evidencia una ojeriza que se le tiene al gobierno… y la búsqueda de justicia solo termina siendo un cliché.

  3. El encubrimiento de esos enfermos sexuales y su juzgamiento por jefes corruptos y permisivos como él, alientan la impunidad en las instituciones públicas, sobre todo en las universidades, donde hay acosadores que -encima- cuentan con la protección de la autoridad de turno.
    TUSE y su encubridor Gentille, deben ser expuestos a la vindicta pública.

  4. Cinthia Cahuana

    Es sorprendente la victimización y la acusación sin pruebas. El periodista indica que tiene todo el expediente completo, ¿Por qué no lo publica o publica las pruebas que dice tener la supuesta víctima? Tuse fue declarado absuelto. ¿es posible absolver con pruebas?, por qué no se exponen.

    Acá veo que utilizan a la muchacha y al supuesto agresor no en búsqueda de justicia sino para atacar al ministro Gentille y al presidente Vizcarra.
    Que se expongan las pruebas. Tuse en su manifestacion dice que hay videos y testimonio de la secretaria que estuvo a pocos metros. ¿Por qué no se expone también ello?.¿Por qué no se entrevista también a la comisión que investigó o a los testigos? Son preguntas simples que si se presentan… esta nota se cae y se evidencia una ojeriza que se le tiene al gobierno… y la búsqueda de justicia solo termina siendo un cliché.

  5. Eulogio Barroso

    Es muy raro esto. Porque no muestran y le preguntan bien a los testigos o se muestran las camara o los mensajes para conocer las pruebas y quien dice la verdad. Deben presentarse las pruebas de ambos lados porque se supone que el caso se investigó y por algo no le encontraron nada al intendente. Es fácil dañar el honor si uno es inocente. Digo que se debe bien aclarar esto

  6. Eulogio Barroso

    Es muy raro esto. Porque no muestran y le preguntan bien a los testigos o se muestran las camara o los mensajes para conocer las pruebas y quien dice la verdad. Deben presentarse las pruebas de ambos lados porque se supone que el caso se investigó y por algo no le encontraron nada al intendente. Es fácil dañar el honor si uno es inocente. Digo que se debe bien aclarar esto

  7. Francisco Belaunde

    Realmente sorprendente el contenido de la notisia pero yo me pregunto dónde quedó la objetividad? Cualquier persona con comprensión lectora básica puede advertir que es evidente el direccionamiento parcializado sin contrastar ambas partes. Me alegro que la mayoría de comentarios en esta nota lo adviertan. Hágase esa pregunta señor periodista.
    Yo viví en carne propia una situación totalmente injusta muy parecida a esta y eso sumado a la nula objetividad de este informe, me hace pensar que la señorita, junto a este medio, están siendo un instrumento de intereses ocultos mayores. Nada es casualidad en política…. y menos si se usa un tema tan “vendedor” como el acoso sexual, un cáncer de nuestra sociedad que debe ser erradicado, pero con justicia… No así

  8. Jesus

    Conozco a varios en Sucamec y sé de esa chica. Ella tenía un par de funcionarios que la protegían pero Tuse los botó y ella andaba diciendo por los pasillos que también la botarían ella, que sería la próxima… Esta nota más parece un arreglo de varios intereses. Evidentemente, al periodista no le interesa el caso, él busca golpear a Vizcarra y al Mininter, a quien él acusó hace poco de que le hacían reglaje… Ya pues! los lectores no somos ingenuos.

Deja una respuesta