Tribunal Constitucional perdona a Telefónica deuda de S/ 729 millones

Tribunal Constitucional perdona a Telefónica deuda de S/ 729 millones

Fue en una votación 5 a 2, donde también se dejó abierta la posibilidad de que el beneficio a la trasnacional española se extienda a S/ 2163 millones. En los próximos días, en el TC habrá otra votación importante: el pedido del Scotiabank para que la Sunat deje de cobrarle S/ 481 millones.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Actualización:

Hoy, lunes 22, se hizo pública la sentencia del Tribunal Constitucional, donde, tal como lo adelantó EL FOCO, se condona deuda de S/ 729 millones a Teléfonica. Aquí la sentencia:

Sentencia del TC sobre el c… by El Foco

Nota original:

El último 21 de enero, en pleno pico de la segunda ola de la pandemia de la COVID-19 en el Perú, en el Tribunal Constitucional (TC) se realizó una votación trascendental. Ese día los magistrados dieron a conocer sus votos sobre una acción de amparo solicitada por Telefónica para evitar que la Sunat le cobre, entre impuestos e intereses moratorios, en total S/ 2163 millones. La demanda de la empresa de telecomunicaciones fue presentada en el 2017, tiene el código 225 y es por tributos que no pagó en el 2000 y 2001.

Al momento de la votación, en la sala virtual del TC solo estaban seis de los siete integrantes. El ausente era Augusto Ferrero, quien días antes había pedido licencia. Cuatro fueron los magistrados que votaron a favor y dos en contra. Eloy Espinosa-Saldaña, Carlos Ramos Núñez, Ernesto Blume y José Luis Sardón apoyaron el pedido de Telefónica, mientras que Marianella Ledesma y Manuel Miranda se opusieron.

Los pocos funcionarios presentes en la sala virtual del TC se quedaron sorprendidos. Espinosa-Saldaña y Ramos Núñez habían decidido sumarse al bloque de magistrados que estaba a favor de condonar deudas tributarias. Así, se pusieron en el lado de Telefónica, y le dejaron la puerta abierta para que la empresa española no pague la mitad del total de S/ 5317 millones que le debe a la Sunat.

Una semana después de la votación, Augusto Ferrero se reincorporó a sus funciones y emitió su voto. Fue también a favor. La acción de amparo había quedado sacramentada: 5 contra 2. Perdió la Sunat. Ganó Telefónica. Al cierre de este informe, cada uno de los siete magistrados del TC se encuentra redactando la sustentación de su voto. Luego, la sentencia se hará pública.

Documentos internos de la Sunat, donde se calcula los tributos e intereses que Telefónica dejó de pagar entre el 2000 y 2001. La suma, según la Sunat, asciende a S/ 2163 millones.

La trascendental votación del caso Telefónica fue realizada entre gallos y medianoche, y en contra de la política de transparencia que venía mostrando el TC en los últimos meses. Las deliberaciones de casos como la suspensión del cobro de peajes, la constitucionalidad del cierre del Congreso y la prohibición de las corridas de toros fueron públicas. La última que fue transmitida por todos los canales digitales del TC fue sobre la prescripción de deudas tributarias, que tuvo lugar el pasado 22 de septiembre.

En aquel caso, un grupo de empresa con acreencias con la Sunat —entre ellas Telefónica— buscaban que el TC declare prescritas deudas que tenían por más de 9 mil millones de soles. El pedido no prosperó, y fue declarado infundado, en esa línea votaron Espinosa-Saldaña, Ramos Núñez, Miranda y Ledesma. El caso tuvo amplia cobertura mediática y de la sociedad civil, pero trajo consecuencias al interior de la Sunat.

Resulta que luego de aquella votación, un grupo de magistrados —liderados por Ernesto Blume— pidió a Marianella Ledesma, presidente del Tribunal Constitucional, suspender las deliberaciones públicas. La solicitud fue sometida a votación y recibió el respaldo de cuatro magistrados: Miranda, Sardón, Ferrero y Blume, el promotor. Miranda, quien anteriormente había apoyado las deliberaciones públicas, había cambiado de opinión. Según la justificación que dio a sus colegas, se debió a que “no se sentía cómodo hablando en público”.

Magistrados Manuel Miranda y Carlos Ramos Núñez. El voto de Miranda fue decisivo para que el TC ya no siga haciendo votaciones públicas. Carlos Ramos es el ponente del caso Scotiabank, que entrará a votación la próxima semana. (Foto: Tribunal Constitucional)

Desde aquel 22 de septiembre todas las votaciones del TC han venido siendo reservadas, como sucedió con la reciente decisión sobre la deuda de Telefónica con la Sunat. Otra elección que correrá la misma suerte si es que no hay un revés en favor de la transparencia, será la del caso Scotiabank, donde el ponente es Carlos Ramos Núñez, cuya propuesta, según reveló en el 2017 el semanario Hildebrandt en sus trece, es que se declaré fundado el pedido de la entidad bancaria y se le perdone una deuda tributaria de S/ 481 millones. Debido a la presión mediática, el caso Scotiabank quedó suspendido, pero ahora será puesto a debate en las próximas semanas.

Volviendo al caso Telefónica. Si bien la votación se realizó el último 21 de enero, la audiencia de vista de la causa tuvo lugar el 6 de enero. Fue la primera que vio el Tribunal Constitucional luego del receso por navidad y año nuevo. En ella, como abogado de Telefónica, se presentó Fernando Meléndez Fernández, socio principal del estudio Muñiz. Como defensores de la Sunat estuvieron Reynaldo Bustamante Alarcón y Francisco Eguiguren Praeli, profesores de Derecho de la Universidad Católica.

La audiencia duró una hora con cuarenta minutos, y el video completo está en el canal de YouTube del TC. A lo largo de su defensa, Meléndez explicó —y reconoció— que la deuda que la Sunat le ha calculado de más de dos mil millones de soles tiene tres componentes: S/ 582 millones de capital que dejaron de pagar, S/ 852 millones por los intereses moratorios y S/ 729 millones en cargos generados debido a demoras administrativas del Tribunal Fiscal.

Captura del pantalla del momento en que Fernando Meléndez Fernández, abogado de Telefónica, explica el desagregado de la deuda de S/ 2163 millones que su defendida tiene con la Sunat.

Para exponer su caso, Meléndez utilizó un cuadro desagregando cada uno de los componentes de la deuda total de S/ 2163 millones. Según Meléndez, Telefónica solo quería que el TC deje sin efecto los S/ 729 millones que le estaba cobrando la Sunat. El pedido únicamente sobre ese monto, según el abogado, se debe a que los otros componentes todavía están en discusión en el Poder Judicial. La Sunat sostiene que la deuda de Telefónica se debe a tributos que la empresa —hoy llamada Movistar— decidió no pagar para tener más capital de trabajo disponible.

“¿Debo entender, entonces, que Telefónica no ha pagado (hasta ahora) ni la suma capital ni los intereses moratorios?”, preguntó la magistrada Ledesma en la audiencia pública del último 6 de enero. A Meléndez no le quedó de otra que reconocer que su defendida, Telefónica, no ha pagado ni un sol a la Sunat de los más de dos mil millones de soles que están en discusión. “Correcto. Ha pagado del ejercicio 2000 mucho dinero, muchos millones de soles, pero como cuestionó algunos repartos, esos reparos que cuestión suman 582 millones. De esos 582 no ha pagado suma alguna”, dijo el abogado del Estudio Muñiz.

El documentos con el fallo del TC que le da la razón a Telefónica se conocerá en los próximos días. La decisión es un enorme revés para las arcas fiscales y la Sunat: abre la puerta para que Telefónica solicite —ante el Poder Judicial y el mismo Tribunal Constitucional— que el beneficio se extienda a otras deudas tributarias que tiene. Mientras tanto, otras empresas deudoras —como Scotiabank, Paramonga, Cerro Verde o Volcán— también aplauden la decisión del TC.

Actualización:

Una vez publicado el informe, el magistrado Eloy Espinosa-Saldaña se comunicó con EL FOCO y confirmó la votación de 5 contra 2 en el caso Telefónica. Espinosa-Saldaña, asimismo, nos hizo llegar un texto explicando las razones de su voto:
“Estamos ante un caso donde la Sunat demoró siete meses en resolver, Telefónica apeló, y el Tribunal Fiscal inexplicablemente demora siete casos en resolver (no era un caso complejo, no había una conducta de las partes que demore la respuesta) y luego quiere cobrar por los siete años de su demora. Es una notoria violación del derecho al plazo razonable, y eso es lo que ha sancionado el Tribunal, pidiéndole que recálcale este pago de intereses. La discusión sobre el monto de la deuda en sí no es competencia del Tribunal Constitucional, sino del Poder Judicial. La sentencia del Tribunal Constitucional no le regala algo a alguien, sino busca más bien llamar la atención a la actuación de una entidad como el Tribunal Fiscal, que con demoras injustificadas pueden perjudicar los derechos de todos los contribuyentes, sean estos grandes o chicos”.

Esta entrada tiene 17 comentarios

  1. LENIN CASTILLO

    Que indignante decisión en tiempos difíciles, es darle la contra al pueblo peruano.

  2. La realidad del Perú muestra como las empresas multinacionales utilizan y fomentan la sospecha de que las organizaciones de recaudación y el Tribunal Constitucional no busca el bien común para todas las edades del Perú. Los jóvenes no tienen futuro, la mayoría de los niños del Perú presentan diferentes tipo de desnutrición y los mayores de 60 años y más no tienen jubilaciones contributivas y las ayudas que existen no superan los 200 dólares.
    El TC como mínimo debería haber realizado un trueque, donde Telefónica hoy Movistar diera a todas las zonas rurales acceso sin cargo a datos, Internet y telefonía celular para los más pobres del Perú. Que obligue a Movistar a desarrollar la banda ancha 5G en las zonas menos rentables del país. Todo esto sería un dictamen de justicia y no se transforme los letrado del TC en lobistas de las empresas globales.

  3. Fernando Sánchez

    Pretender revertir la responsabilidad al TC por demorarse en dictar sentencia omitiendo que Blume es abogado de Telefónica y, como tal, parte interesada que debió inhibirse del caso por conflicto de intereses, infringiendo las leyes y la ética al mantenerse aferrado a la presidencia del TC; o, peor aún, que la responsabilidad originaria es de Telefónica por evadir impuestos, resulta no solo patético, sino perverso, más allá de tecnicismos y cinismos jurídicos.

  4. Marleny Robles Lazo

    Es una pena que hayan condonado tremenda deuda ya que ese dinero es para nuestro pais los ricos no piensan en la situacion de los mas pobres es una transnacional nuestro pais necesita que ellos cumplan con sus tributos pirque se genero deuda ? Por incumplimientos

  5. Indignación… que los peruanos dejen se usar los servicios de Telefónica y condenen los actos de los integrantes del Tribunal Constitucional.

  6. Edison

    El problema no es TC sino la SUNAT y el TF.
    Deberia sancionarse duramente a los funcionarios de la SUNAT y de Tribunal Fiscal que demoraron años en resolver el caso. No puede ser que la SUNAT, inclusive a las personas naturales, nos pida sustentos detallados de nuestros ingresos despues de 5 años, estoy de acuerdo con la fiscalizacion pero deberia ser maximo 1 año despues de terminado el periodo.

  7. Juan Carlos Rios Bruzzone

    Así como condona deudas de las grandes transnacionales debería exigir la condonación de la deuda de usuarios de a pie que en situación normal pagábamos nuestras acreencias y ahora ya no podemos por la pandemia pues nos sacaron de nuestro trabajo o nos jubilaron con el consiguiente desmedro de nuestra economía

  8. Carlos

    Me parece una nota totalmente sensacionalista y populista. El sentido del fallo del TC tiene la orientación de sancionar un deficit en los procesos administrativos de la Sunat y TF, no por regalarle nada a nadie ni aprovechar la pandemia (no se como se podría aprovechar esto).
    He seguido por interes personal el caso de Telefonica y he visto cada irregularidad del proceso, los sustentos y los fallos que es para morirse. No me arrodillo ante la empresa privada, pero se que tambien es un motor importante en la economia nacional y las reglas deben estar claras, si no caemos en riesgo de ahuyentar el interes de inversion y perdemos todos.

    1. jesica

      Si pero si hacen eso con telefonica deberian hacer con los demas contribuyentes no tienen porque dar preferencia a uno a los pequeños contfibuyemtes le hacen pagar todo y rmcima lo rmbargan no lo dejan trabsjar esi no parece justo.

  9. Alejandro López

    Y en la Administración Pública ¡NO PASA NADA!
    En Sunat y el TC deberían identificarse responsables por el tiempo de demora en resolver asuntos como éstos. Los funcionarios públicos deberían recibir sanciones ejemplares para que esto no se repita. Eso de postergar y postergar, so pretexto por fiestas de navidad y año nuevo, deberia de tomarse en serio. ¿Donde están entonces las buenas prácticas en la Administracion Publica? De una vez por todas, el funcionario público debe hacer bien su trabajo!

    1. Carlos Navarro

      Certera la decisión del TC. El Estado (en este caso, su ente recaudador de impuedtos) no puede ni debe beneficiarse por “hechos propios” que afectan los derechos de los administrados (debido proceso) y le causan perjuicio.

  10. Por favor no desinformar

    No se esta informando correctamente, es necesario leer la sentencia y los antecedentes que le dan fundamento. Los 729 millones corresponden a los intereses que se generan durante el tiempo que SUNAT y Tribunal Fiscal se demoraron en resolver los recursos impugnatorios presentados. Por norma legal, SUNAT solo se puede demorar 9 meses y Tribunal Fiscal solo 1 año; sin embargo, en la practica se demoran años sino decadas. Durante dicho tiempo en exceso se siguen inflando los intereses moratorios al contribuyente, por lo cual a SUNAT le convenia seguir demorandose a efecto de incrementar la deuda.
    En el presente caso, el TC esta siendo consecuente con lo que ya se habia establecido anteriormente para otros expedientes: La SUNAT no puede cobrar intereses moratorios por la demora en exceso con respecto al plazo legal para resolver impugnaciones. En el presente caso mientras de discute una deuda de 582m se le quiere cobrar al contribuyente 729m, es decir, se quiere cobrar más por intereses ilegales que por la supuesta deuda tributaria que no se ha pagado.

    1. Jose Huaman Espinoza

      Honorables señores, no es que se está desinformando, el TC a través de los magistrados que votaron donarle o condonarle la deuda a Telefónica sienta un mal precedente, dos; el magistrado Blume es abogado de la Teléfonica, jurídicamente, ética y moralmente debió inhibirse en esta votación, o es legal? nos están acostumbrando que en el Perú la justicia es selectiva, y como cuando esto sucede con un pequeño y mediano empresario nadie dice nada, pero aquí levantan sus voces de protesta, cuando una transnacional como Telefónica tiene un pésimo servicio a sus clientes, además en el fugaz paso por palacio de gobierno Merino le adjudicó una concesión a su empresa. esto es de conocimiento público. esto objetivamente es cierto, aquí no hay mala intención, todo lo contrario es objetivamente cierto que a empresas morosas hay que premiarlos?.

  11. Alfonso bartolomé Tello Gamarra

    Es muy lamentables las decisiones del TC. sin ubicarse en la realidad de nuestro país, esta empresa de telefónica que ha logrado enormes ingresos de los usuarios peruanos y ellos no han cumplido con sus obligaciones y compromisos con nuestra nación. Deben una explicación al País, así como está ocurriendo con el tema de las Vacunas. Los peruanos no tienen la posibilidad de trabajar estamos entre la espada y la pared, si trabajas te puedes morir con el Covid y si no trabajas te puedes morir de hambre. Y frente a tal situación el TC. Se da el gran lujo de anular, condonar o lo que sea la deuda a una trannacional, que sigue ganando mucho dinero en nuestro país y muchas veces con un pésimo servicio. El Perú entero exige una exhaustiva explicación.

    1. Ruth Martinez

      Cuánto habría pagado telefónica para que le hagan el favor, no olvidemos que la mayoría del tribunal demuestra favoritismo, está actuando de regalón como papa Noel. ¿Los recursos impugnatorios presentados por telefónica los hicieron larga SUNAT y TC? o fue a propósito. Huelgan comentarios.

Deja una respuesta